“Puestos los ojos en Jesús”

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.” Hebreos 12:1-3

¡Qué hermosos versículos para empezar un nuevo año! Recordando que estamos en medio de una carrera en la cual debemos despojarnos del peso y del pecado que arrastramos, y a la vez, de correr con paciencia y con la mirada puesta en Él.

Todo fin de año nos lleva a reflexiones, a pensar en lo que fue nuestro año, lo que hicimos, lo que no hicimos, lo que queremos dejar atrás, las pruebas y victorias que pasamos. El nuevo año nos trae la esperanza de una nueva oportunidad, de volver a intentarlo, de nuevas metas y expectativas.

Luego del análisis de lo que fue nuestro año para el Señor, Él nos anima a poner nuevas metas en nuestra vida como un regalo precioso a Sus pies.

Metas Personales: ¿Hay áreas de mi vida que deben ser cambiadas o mejoradas? Puede ser mi carácter, mis actitudes hacia alguna persona en especial, un perdón que no he otorgado, un acercamiento que he evitado, una conversación conciliatoria. Quizás en relación a mí misma: áreas de debilidad que no he dejado que Dios moldee, algún pecado que me cuesta dejar. ¡Tantas cosas! Pero en este año…¡Qué hermoso sería poner a Sus pies metas personales que agraden a nuestro Padre!

Metas Espirituales ¿Cuánto tiempo dedico a la oración y estudio de Su Palabra? Sabiendo cuáles son las áreas que mas me cuestan…¿He memorizado versículos en relación a esto?. W.Candell dijo: “Acércate tanto a Dios que el diablo no pueda ponerse al medio” Metas espirituales que nos ayudarán a correr este año más livianos, con la mirada puesta en Él y el corazón en Sus manos.

Metas ministeriales Siempre, siempre hay alguien que necesita una palabra de ánimo, una visita, una mano extendida. Mostrar la luz de Cristo a otros a través de un amor que se entrega, que dedica tiempo. Mirar a otros nos ayuda también a no mirarnos tanto a nosotros mismos.

¡¡Qué en este nuevo año que comenzamos nuestra principal meta y propósito sea glorificar Su nombre a través de nuestras vidas teniendo un corazón que le honre!!

“Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” 1 Samuel 16:7

Anuncios

2 comentarios sobre ““Puestos los ojos en Jesús”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s