Si hoy Necesitas de Dios…

Bendición
No importa qué has hecho, Dios está contigo y lo demuestra.
Una vez, los israelitas, en su rebeldía, le pidieron al profeta Samuel un rey para que los gobernara. No querían ser menos que las demás naciones. Dios accedió a esta petición, pero los israelitas luego reconocieron que se habían alejado de Dios, y le solicitaron a Samuel que interceda por ellos ante Dios.

Samuel les contestó lo siguiente, y es algo que se aplica a tu vida, no importa tu condición, pues también eres hijo de Dios y heredero de Sus promesas:
“No tengan miedo. Aunque han hecho mal, no dejen de obedecer y amar a Dios; al contrario, sírvanle de buena gana y no adoren a esos ídolos huecos y vacíos que no pueden hacerles bien ni ayudarlos.Dios no los rechazará a ustedes, pues quedaría mal ante los otros pueblos. Además, él quiso que ustedes fueran suyos. Ustedes saben bien todo lo bueno que Dios ha hecho por ustedes. Por eso, obedézcanlo y sírvanle siempre de buena gana.” 1 Samuel 12: 18-24 (TLA)
“Torre fuerte es el nombre de Jehová;
 A él correrá el justo, y será levantado.” Proverbios 18.10 (RVR60)
Podemos decir como el salmista: “Confiamos en ti, Dios nuestro, y no tenemos miedo, porque tú eres nuestro salvador,  nuestro refugio y nuestra fuerza”. Isaías 12.2 (TLA)
Ni antes cuando era joven,  ni ahora que ya soy viejo, 
he visto jamás gente honrada, viviendo en la miseria, 
ni tampoco que sus hijos anden pidiendo pan. 
 Dios ama la justicia y jamás abandonará a su pueblo. 
¡Siempre lo protegerá! 
Los suyos vivirán para siempre en la tierra prometida, 
pero los malvados y sus hijos serán destruidos por completo.” Salmo 37:25,28 (TLA)
“No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho en la Biblia: «Nunca te dejaré desamparado.»  Por eso, podemos repetir con toda confianza lo que dice la Biblia:«No tengo miedo. Nadie puede hacerme daño porque Dios me ayuda.» Hebreos 13.5-6 (TLA)
“Pero yo soy el Dios de Israel y estoy contigo,
con Josué y con todo el pueblo; ¡anímense y pongan manos a la obra! 
Cuando ustedes salieron de Egipto, yo les prometí que los acompañaría; 
y así ha sido siempre: ¡mi espíritu los acompaña! 
Por eso, no tengan miedo.” Hageo 2:4-5 (TLA)
“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.” Efesios 6.10 (RVR60)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s