Si No Se Rompe

“Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. 25 Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.” Génesis 32:24-25

Los líderes naturales, la tienen fácil, ¿verdad? Pues no siempre. Incluso los líderes dotados con un tremendo liderazgo natural pueden tener tiempos difíciles, especialmente con asuntos de carácter. Así pasó con Jacob. Desde el primer momento generó una gran influencia. Sin importar lo que hacía o dónde iba, alborotaba las cosas… Rico, fuerte, de influencia, y bendecido con una gran familia, Jacob parecía tenerlo todo. Pero un líder que va por su propia cuenta y busca beneficiarse solo a sí mismo no puede ser un instrumento efectivo en las manos de Dios. Dios tuvo que quebrantar a Jacob para hacerlo útil. En el proceso de quebrantamiento, Jacob – el engañador – se convirtió en Israel, un “príncipe de Dios” quien se propuso servir a Dios en lugar de a sí mismo.

Los líderes naturales a menudo necesitan ser quebrantados. Considera tu habilidad natural para liderar  como un don de Dios, pero tu carácter es un don para presentarlo a Dios. Recuerda: Cada vez que te paras bajo el peso de la adversidad, estás siendo preparado, como Jacob lo fue, para servir mejor a Dios y liderar a la gente.

Extractado de “La Biblia del Liderazgo” de John Maxwell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s