Disfrutando las Bendiciones de Dios

Bendición

2 Samuel 6:11-17

Introducción

Muchas personas han podido sentir a Dios, pero no han podido disfrutar de las bendiciones de Dios, al igual que Eli, Abinadab y Saúl los cuales sintieron la Presencia de Dios, pero no disfrutaron de sus bendiciones.

A diferencia de David  quien pensó primero en bendecir la casa de Dios haciendo la tienda para el arca, luego quiso hacer el templo y Dios le dijo: “alto no eres tú,  es un hijo tuyo” y Salomón vino a edificar el templo con toda la plata y aquellos diseños del templo que David había guardado para Dios. Este puede ser el tiempo que esperamos para salir de nuestras aflicciones y entrar en una vida de bendiciones.

Pero la pregunta es ¿Porque  muchas personas  no disfrutan de la bendición? Que necesitamos hacer para disfrutar de las bendiciones de Dios:

I. PREPARAR UN ESPACIO PARA DIOS

Necesitamos comprometernos para buscar la Presencia de Dios (1 Samuel 6:11-12, 17)

–     Dios bendice cuando dejamos que su presencia repose en nuestra casa. El arca estuvo en su casa de Obed-Edom Geteo tres meses.

–     2 Samuel 6:17. Según la palabra de Dios:

–     David había hecho un lugar para el arca, entonces es necesario que cada uno de nosotros como personas tengamos un espacio para Dios no solo en nuestra vida, sino también en nuestra casa, en nuestro trabajo, un lugar que nos recuerde que  ha sido dedicado para Dios, que ese  lugar es sagrado, que en ese lugar se va hacer culto para Dios. Cuando la gente hace un espacio en su casa para que se predique la Palabra de Dios, en ese lugar se manifestará la bendición y Dios bendecirá esa casa y toda la familia.

 II. INVERTIR NUESTROS RECURSOS (2 Samuel 6:13)

Pero David no se conformó solo con hacer un espacio para la Presencia de Dios, la Biblia dice que también ofreció un buey y un carnero engordado, él ofreció sacrificios, holocaustos y ofrendas de paz. “Y sacrificó David holocaustos y ofrendas de paz delante de Jehová” (2 Samuel 6:17-18)

¿Cuántas personas sacrificarían un buey engordado y un carnero engordado para Dios?

¿Cuántas personas sacrificarían algún holocausto, alguna ofrenda de paz por causa del arca? Alguien diría: “eso demanda dinero”

Si pensamos cuánto cuesta el Kilo de carne a los que les encanta los churrascos, entonces  podemos imaginar el tipo de sacrificio que hizo David para demostrar su compromiso  con Dios, porque a Dios le gusta que la gente le demuestre su devoción por medio de su acción.

La Biblia dice: “Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí” (Mateo 15:7_9)

Cada vez que Dios pedía culto, pedía sacrificio y los sacrificios eran con ofrendas, cuando leemos en Génesis 4 donde Dios pidió culto para él,  Caín y Abel fueron para el culto y la Biblia dice que Abel llevó una oveja gorda. (Génesis 4:4) Para muchas personas sería  agradable que un pastor no hable de ofrendas,  primicias y diezmos, muchas personas dirían:” vamos a esa iglesia”, hay varias personas que piensan de esa forma; pero los  pastores que no predican sobre primicias, diezmos y ofrendas no están prosperando, ni ellos, ni  los miembros de la iglesia, ni nadie en esa zona.

 III. COMPARTIR LA BENDICIÓN (2 Samuel 6:19)

A. La bendición es un asunto de la acción del corazón

“La  gente que es generosa con Dios, también lo es con los demás”

Curiosamente la Biblia dice que David había compartido con el pueblo así a hombre como a mujeres  a cada uno un pan y un pedazo de carne y una torta de pasas. Muchos quieren ser bendecidos, pero no saben para qué es la bendición, la persona que es bendecida y no quiere compartir su bendición será como una garrapata, recibirá hasta reventarse; la bendición es para compartirla, la bendición es como el río mientras fluye y avanza da vida, pero cuando se estanca causa se pudre, porque muchas personas no comparten bendición tienen problemas  en su corazón y  no serán bendecidas, porque pecan en su corazón al tener otras ideas y Dios conoce el corazón.

 B. La Biblia nos muestra  que Dios siempre fue generoso

1. Fue generoso con Abraham e Isaac: Dios bendijo a Abraham y a su hijo Isaac, cuando sembró Isaac cosechó el ciento por uno. (Génesis 26:12)

2. Fue generoso con José: Cuando José estuvo en Egipto Dios prosperó la tierra antes,  para enfrentar el colapso del hambre que venía después. (Génesis 41:46-49)

3. Fue generoso con toda la humanidad: Por último Dios nos dio a su hijo unigénito (Juan 3:16)

C. Tenemos que saber porque estamos buscando la bendición

Si Dios nos dijera: “hijo te voy a bendecir y estoy decidido a bendecirte grandemente, pero en este mismo momento dime mi querido hijo, mi querida hija que vas hacer con lo que te voy a dar, estoy dispuesto a dártelo”. Bendición es diferente a riquezas, la riqueza solo es parte de la bendición, la bendición es más grande, porque la bendición también es: Tener una familia unida, salud, amigos, libertad, etc.

D. La bendición no viene por accidente, viene por una acción

El corazón de Salomón era igual que su padre, solidario, Salomón también lo fue, él sacrificó mil holocaustos para Dios ( 2 Crónicas 1:6), y Dios mira el corazón, el corazón de Salomón a pesar de ser rey era generoso, él sabía que no solo se trataba de hacer un culto, sino que hay que tener corazón para hacerlo, ¿cómo habría trabajado Salomón en  ese culto?, como para que Dios le diga esa noche: “Pídeme lo que quieras que yo te dé” (2 Crónicas 1:7)Y muchas veces pensamos en ¿cómo puedo ser bendecido?, ¿qué hacemos? ¿Qué hizo Salomón?

E. A Dios le gusta que le demostremos nuestro amor con nuestros hechos

Al rey David le impacto que Dios haya bendecido la casa de Obed-edom y por eso decidió traer  el arca a su casa para que su familia y sus generaciones también sea bendecida y lo que él tenía lo sacrificó; en una ocasión el rey David dijo: “porque no ofreceré a Jehová mi Dios holocaustos que no me cuesten nada” (2 Samuel 24:24)

Ejemplos de otros hombres que demostraron su amor con sus hechos:

• Abraham, estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo Isaac. (Génesis 22:1-2;12-16)

• Los tres hebreos, entraron al horno de fuego. (Daniel 3:12-30)

• Daniel, entró al foso de los leones. (Daniel 6:10-24)

 Conclusión

¿Tenemos un espacio para Dios?, ¿Somos  hombres o una mujeres dispuestos a sacrificar nuestras ofrendas para Dios?, ¿Queremos ser bendecidos para bendecir? Esos son los tres ítems para recibir la bendición de tener la presencia de Dios: hacer espacio en nuestros bienes materiales, servirle a Dios con nuestra economía y pensar en bendecir a nuestro prójimo.
Si Dios no puede estar en  nuestra vida, ¿cómo puede estar en objeto que lo representa?
La generosidad de nuestro corazón causa que venga bendición para nuestra vida. Dios está esperando que nuestro corazón actué hacia él buscándolo no por las riquezas, sino porque lo amamos y si viene la riqueza debemos compartirla con Dios y con nuestra familia, la riqueza no es para amontonarla, es para disfrutarla y para eso Dios nos envía su bendición.

3 comentarios en “Disfrutando las Bendiciones de Dios

  1. Gracias Señor mi Dios, por esta Palabra. Ud. conoce mi corazón. Creo, sin temor a equivocarme, que voy por ese rumbo, solo espero llegar. ABBA,PADRE: dame un corazón generoso para ti y para los míos. Gálatas 6: 10. Bendiciones.

  2. Una excelente predica..si queremos la bendicion de Dios debemos hacer primero un sacrificio nosotros, debemos darle un lugar a Dios en donde podramos buscar de él y adorarlo, ademas no olvidar que si somos bendcidos tambein debemos bendecir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s