Llamados a Ser Puros en un Mundo Impuro

LESH 1

Salmo 119:37 «Aparta mi vista de cosas vanas, dame vida conforme a tu palabra

INTRODUCCIÓN:

El tema de esta noche es uno de PUREZA en un mundo IMPURO. Es un tema sobre la LUCHA del creyente en contra de todo lo que los OJOS pueden ver que no es bueno, y de todo lo que uno puede PENSAR, que no todo es bueno. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

1. Trasfondo.

Este Salmo 119 es el Salmo y capítulo de la Biblia más largo. Los 176 versos de nuestro Salmo contienen grandes lecciones y al mismo tiempo están llenos de DOCTRINA. Matthew Henry decía que este Salmo «es un buen termómetro para medir la temperatura espiritual del lector: si se entusiasma, buena señal; si se aburre, es que tiene frió el corazón»

2. La Vanidad.

Nuestro Texto es una ORACIÓN del salmista pidiéndole a DIOS que aparte sus ojos o su vista de cosas vanas. Otra Versión dice: «de cosas inútiles» (NTV).

A. Las cosas VANAS son aquellas que en realidad son inútiles, porque no sirven. Son las cosas de la carne y del mundo. El comentarista Puritano del siglo 17 Thomas Manton, decía que los placeres del mundo, la honra que el mundo puede dar, y las ganancias que ser pueden recibir en el mundo. Todas esas cosas se pueden llamar VANIDAD porque en ellas no se pueden encontrar una felicidad sólida, y se desvanecen y perecen.

i. Vanidad es el tema de Eclesiastes sobre las cosas que tanto el hombre se afana aquí en la tierra, sin embargo, no se las puede llevar.

ii. A la luz del Nuevo Testamento, las conocemos como las cosas PERECEDERAS.

B. Pero las cosas PERECEDERAS que nos muestra el Nuevo Testamento, no todas son inútiles o malas. Entre ellas hay cosas muy buenas, pero que pertenecen a este MUNDO. O sea, son cosas que no podemos llevarnos con nosotros. De ahí que el SEÑOR JESÚS enseñó la importancia de DISTINGUIR sobre dónde poner nuestras prioridades, ya que las cosas de esta tierra, incluyendo lo que podemos considerar como TESOROS, son cosas de este mundo, que son PERECEDERAS, y al mismo tiempo, pueden CONTROLAR el CORAZÓN del creyente.

(Mateo 6:19-21) «No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón

3. Pureza Moral, es la Voluntad de DIOS.

Es importante notar que estamos viviendo tal vez en el tiempo más peligroso para el creyente por razones de los adelantos de la misma tecnología. Digo eso admitiendo las cosas buenas encontramos en los avances tecnológicos. Desde poder escribir en el computador, hasta poder encontrar en el propio móvil inteligente de uno, lugares en el mapa, y respuestas rápidas a cualquier tipo de preguntas que uno tenga.

A. Veamos los retos que el creyente tiene que enfrentar en nuestros días:

i. Es una realidad que la PORNOGRAFÍA ya tiene más de una década que ha salido del closet, y está al alcance de la mano. Por medio del INTERNET toda pudrición PORNOGRÁFICA está al alcance de los niños.

ii. Es una realidad que la HOMOSEXUALIDAD es considerado como un estilo de vida normal. Muchas iglesias tradicionales tienen algunos en su clero que son homosexuales declarados.

iii. Es una realidad que se ven cosas en la televisión que hace solamente 25 o 30 años nos hubiera asombrado.

  • Casi nada sorprende al creyente al ver televisión y al mirar la cultura en la que vivimos.
  • Sea adulterio, sexo antes del matrimonio, sexo en grupos, lesbianismo, cambiando esposas (o esposos), películas X en la televisión, divorcios, matrimonios múltiples, abortos, incesto, abuso de niños, bestialidad, embarazos de adolescentes, iglesias gay, educación sexual radical, etc.

B. Veamos ahora la VOLUNTAD de DIOS para Su Iglesia.

(Mateo 5:8) «Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios

«1ª Tesalonicenses 4:1-8) «Por lo demás, hermanos, les pedimos encarecidamente en el nombre del Señor Jesús que sigan progresando en el modo de vivir que agrada a Dios, tal como lo aprendieron de nosotros. De hecho, ya lo están practicando. 2 Ustedes saben cuáles son las instrucciones que les dimos de parte del Señor Jesús. 3 La voluntad de Dios es que sean *santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; 4 que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo[a] de una manera santa y honrosa, 5 sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los *paganos, que no conocen a Dios; 6 y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido. 7 Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad; 8 por tanto, el que rechaza estas instrucciones no rechaza a un hombre sino a Dios, quien les da a ustedes su Espíritu Santo

(1ª Corintios 6:18-20) «Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.19 ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; 20 fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios

C. Al leer nuestros Textos, podemos notar que ellos dicen: «DIOS QUIERE», «DIOS NOS HA LLAMADO», «USTEDES HAN RECIBIDO DE PARTE DE DIOS», «HONREN A DIOS».

i. La PUREZA es sobre lo que DIOS quiere EN y PARA el creyente. O sea, no es lo que el creyente quiere, sino lo que DIOS quiere.

  1. ¿Honrará a DIOS que yo lea este libro?
  2. ¿Honrará a DIOS que yo salga con esta u otra persona?
  3. ¿Honrará a DIOS la manera en que yo me visto?
  4. La lista claramente que es mucho más extensa.
  5. Noten que para poder VER a DIOS, debemos ser LIMPIOS DE CORAZÓN, como ya hemos leído en el Texto de Mateo 5:8.
4. Conforme a la Palabra de DIOS.

(Salmo 119:37) «Aparta mi vista de cosas vanas, dame vida conforme a tu palabra

A. Noten la segunda parte de nuestro Texto y es que oración del salmista, no solamente era de que apartara sus ojos de ver cosas vanas, sino que DIOS le diera vida conforme a SU PALABRA.

i. Eso es claramente lo que hemos estado estudiando en esta noche sobre cuál es la VOLUNTAD de DIOS.
ii. Debemos dejar que el ESPÍRITU SANTO guié nuestras vidas por medio de Su Palabra.

B. Eso es una DECISIÓN que el creyente debe de hacer todos los días. Es una DECISIÓN de pedirle ayuda a DIOS para vivir una vida en PUREZA.

(Romanos 12:1-2) «Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. 2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta

C. Esa entrega del cuerpo de uno, es lo que conocemos como SANTIFICACIÓN o PUREZA.

i. Es la Palabra de DIOS la que PURIFICA nuestras vidas.
ii. Es la Palabra de DIOS la que cambia nuestra forma de pensar.

5. En que Pensar.

(Filipenses 4:8) «Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio

A. Noten que debemos CONSIDERAR o PENSAR en las cosas que EDIFICAN nuestras vidas y las vidas de otros.

B. También debemos notar que el creyente pone en práctica lo que ha aprendido en la Palabra del SEÑOR incluyendo el CONSIDERAR o PENSAR en las cosas que EDIFICAN.

(Filipenses 4:9) «Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes

C. Noten que nuestro Texto dice: «y el Dios de paz estará con ustedes.» No solamente es DIOS quien nos da la PAZ que el mundo no puede comprender, sino que PAZ es parte de Su Carácter. DIOS ES PAZ y es el AUTOR de la PAZ.
Los pleitos y discordias vienen de las obras de la carne (Gálatas 5:20).

D. DIOS es quien cambia los corazones. Esa era la petición del salmista David quien después de haber cometido adulterio con Betsabé y haber visto las consecuencias, escribe el Salmo 51 el cual es un Salmo que muestra un corazón contrito y humillado.

i. (Salmo 51:13) «Crea en mí, oh Dios, un *corazón limpio y renueva la firmeza de mi espíritu
ii. Así mismo también nosotros debemos orar como el salmista deseando que el SEÑOR limpie, purifique y renueva nuestros corazones.

Conclusión

Oremos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s