Llamados a Ser Santos

adn

1 Corintios 1:1-3

Identidad: Que difícil es saber para donde tengo que ir, que tengo que hacer, cual es el llamado de Dios, estoy verdaderamente cumpliendo lo que tengo que hacer en esta tierra.

Mi diario vivir tiene sentido, en lo que actuó, me muevo, hablo.

Cuán importante es evaluarme, analizar mi vida que estoy haciendo, tengo que saber si estoy cumpliendo el propósito de Dios aquí en la tierra.

Yo estoy convencido que Dios me creo con un Propósito especial. Usted tiene que estar convencido de eso, porque usted es importante para Dios y existe porque Dios quiso que usted existiera. Se levantó en esta mañana, porque Dios  así lo quiso. Tiene salud porque él la regala.

Dios lo necesita aquí, por eso no lo ha llamado a su presencia. Tiene un propósito que cumplir.

El domingo pasado hablamos de Moisés

  • Descubrir mi identidad necesito Madurar
  • Al Madurar Encuentro Una Asignación: Una Responsabilidad.
  • Al Encontrar Mi Asignación Defino Mi Prioridad.
  • Para Mantener Mi Prioridad Debo Enfocarme En El Señor.
1 Corintios 1:1-3

1 Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, 2 a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: 3 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Pablo escribe a la iglesia de Dios que está en Corinto.

  1. El Llamado Parte de Dios  (v.1, 2) Esa es mi identidad. Parte de Dios.
  • ¿De quién es la iglesia? De Dios
  • ¿Quién forma la Iglesia? Los Santos. La iglesia somos nosotros. No el edificio. (explicar)

a. Llamado a la “iglesia de Dios

La palabra “iglesia” (‘ekklesia’) significa: ‘llamados para salir fuera de’.  Por medio del evangelio, fueron llamados a salir del reino de Satanás (el ‘mundo’ pecaminoso), dejando atrás todo el comportamiento propio de ese reino (la sociedad corrupta de Corinto).   Ver 1 Juan 2:15-17,   Apo 18:4-5.

No era fácil ser parte de la “iglesia” en Corinto – abundaban el orgullo, la inmoralidad, la idolatría, la borrachera, etc.  Por eso Pablo hace recordar a los creyentes de un segundo llamado:

b. Llamados a ser “santos

¿Qué característica tiene la iglesia? Santidad. Somos llamados a ser santos.

¿Qué es santidad?

Significa ser apartado (sagrado, consagrado, exclusivo) Exclusividad.

Entonces allí se complica un poco la situación porque dice. Cuando usted recibe al Señor, Él quiere que usted sea exclusivo para El. Y Cuando eso pasa usted se convierte en un santo.

Al tratar el tema de la santidad, Pablo usa dos términos:

i. “a los santificados en Cristo Jesús

  • ¿Quién nos hace santos? Cristo.
  • Con todos los que invoquen el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Aquí automáticamente nos dice quién es un santo ¿Cómo puedo ser santo? Cuando confieso que Jesús es mi Señor y salvador el centro de mi vida.
  • JESUCRISTO en Su Oración Intercesora antes de ir a la Cruz del Calvario, ora al Padre por NUESTRA Santificación, a través de Su Sacrificio en la Cruz. Juan 17:17-19 dice:
  • «Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad.18 Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo.19 Y por ellos me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.»

Esta es la ‘santificación posicional’.  Es algo que Dios hace a favor del creyente, y lo hace “en Cristo Jesús”.   Esto es casi sinónimo con la ‘justificación’.  Nuestra salvación eterna depende de ella. Que quiere decir: Que Dios absuelve de toda la culpa y culpabilidad, somos hechos justos e inocentes delante de Él.

La santidad de posición. Cuando usted recibe  a Cristo. Usted se convierte en un santo.

Pero no es que ya no vamos a pecar. Se las va a pegar, quiero ser honesto con usted, vamos a pecar, pero allí es donde viene la gracia y misericordia de Dios.

Nosotros somos santos por la gracia de Dios, por el favor del Rey. Cuando caes el señor te va a levantar. Y allí es donde vamos a caminaren un periodo de santificación.

ii. “llamados a ser santos

Esta es la ‘santificación experimental o progresiva’.   El creyente tiene la responsabilidad de esta santificación, el Espíritu Santo de Dios, empieza a trabajar en nosotros y nos ayuda tremendamente a parecernos más a nuestro Creador. 2 Corintios 7:1

  • Somos llamados hacer verdaderos creyentes (ver 1 Cor 3:1-3),
  • Necesitaban crecer en la santidad personal. Ser como Cristo.
  • La santidad personal no nos salva (tal cosa implicaría ‘salvación por obras’), pero es de vital importancia en la vida cristiana. Es la evidencia de ser salvos, nuestra identidad. (ver Fil 2:12-13).

c. Llamados a invocar el nombre de Cristo

Esta es la marca del verdadero creyente.

i. Invocamos el nombre del Señor para ser salvos (Rom 10:13).

ii. Invocamos el nombre del Señor cuando adoramos a Dios (Heb 13:15).

Apocalipsis 4:8 El Señor es Santo. Es triplemente santo. No tiene posibilidad que el mal pueda atacarlo, es bueno, es perfecto, puro es digno.

Usted le da gracias a Dios por su Bondad, usted Alaba a Dios por su grandeza, y usted adora a Dios por su santidad.

Hay una santificación  eterna. Cuando vamos a disfrutar de la presencia del Rey. Con un cuerpo glorificado. Nada de pecado.

  1. ¿Por qué me debo de Santificar?

a. Porque Dios es santo. 1ª Pedro 1:15, 16.

b. Porque hemos sido escogidos desde antes de la fundación del mundo para ser santos y sin mancha delante de Dios. Efesios 1:6-7.

c. Porque sin la santidad nadie verá al Señor. Hebreos 12:14

d. Para ser Usando por Dios. Gálatas 1:15

e. Para tener Herencia entre los santificados. Hechos 26:18

  1. ¿Cómo Caminar en Santidad?

Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Marcos 10:21.

a. Despójate de tu pasado. De quien eres tú. Para vivir consagrados, exclusivos para El. Presenta tu cuerpo al Señor. (Mente, ojos, oídos)

b. Debo Tomar mi cruz. Ser responsable con mi discipulado.

c. Debo seguir a Jesús. Caminar con El.

Conclusión

¿Estamos cumpliendo nuestro llamado?  ¿Tanto el llamado de ser santos, como el llamado de servir a Dios?  ¡El bienestar de nuestra congregación depende de ello!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s